X Estación: DESPOJAN A JESÚS DE SUS ROPAS

 

   

 

 

 

 

Llamada rectangular: ¡Ahora me doy cuenta! Yo estaba más pendiente de mi ropa y de mis juguetes, pero no me fijaba si tenía limpia mi alma. ¡Es que soy más bruto!, pero ya me he dado cuenta. Ahora me fijaré si Jesús esta contento de mi alma y lo mejor para eso es que me confiese.
Sigue...

Llamada rectangular redondeada: Pobre Jesús; le quitaron todo, hasta la ropa.
Pero hubo algo que no le pudieron quitar: su alma, y con ella nos quiere muchísimo.
Gracias Jesús por quererme tanto.