I Estación: JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llamada rectangular redondeada: Mira. Están condenando a Jesús a la muerte, y eso que Él no ha hecho nada malo.
¿Sabes por qué no les dice nada?
Porque con su muerte Jesús nos salva de nuestros pecados. Por eso está triste y alegre al mismo tiempo: no quiere que le maten, pero Sí desea salvarnos.
¡Qué bueno es Jesús!

           

 

 

 

 

 

 

Llamada rectangular: Puedes aprovechar y decirle a Jesús con el corazón:
"Jesús, quiero acompañarte siempre y para eso realizaré hoy un sacrificio"
continua...