PATRONAS DE

EUSKAL HERRIA

araba

HISTORIA

DEVOCIÓN

VÍDEOS

Nuestra Señora de Estíbaliz es la advocación de la Virgen más antigua de Araba, y una de las más antiguas de España.

Cuenta la leyenda que "entre los siglos XII y XV, dos peregrinos que estaban haciendo el Camino de Santiago, pasaron por un pequeño Santuario situado en lo alto de un cerro de la extensa Llanada Alavesa. Según entraron a la humilde Iglesia, ambos se quedaron prendados de la talla románica de la Vírgen que presidía el Altar. Tal era la suavidad y hermosura de los rasgos de aquella Vírgen, tan diferente a todas las demás que habían visto, que uno de ellos dijo "Ezti balitz!" que en el idioma de estas tierras significa "Si fuera Miel". Tantos eran los que así pensaban que quedó la Vírgen de Estíbaliz de este modo bautizada".

Es difícil recoger su origen, pero la devoción a la Virgen de Estíbaliz estaba ya muy extendida en el siglo XI. Para el siglo XII, se estaba construyendo el actual santuario, de estilo románico tardío, siendo una de las joyas arquitectónicas de ese estilo en tierras alavesas.

Estíbaliz era desde el siglo XII, al menos, lugar de reunión de lo que se llamó Cofradía de Arriaga. La Virgen era llevada en procesión a presidir las Juntas Generales, donde el obispo, la nobleza y los labradores elegían las autoridades civiles y militares.

 Aunque hoy en día ya no se mantenga, desde tiempos inmemoriales hasta el siglo XX, la Virgen de Estíbaliz presidía las juntas generales de Álava, recientemente con las autoridades electas, y antiguamente presidiendo sobre eclesiásticos, nobles y campesinos.

 Desde 1923, el santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz es el hogar de una comunidad de monjes benedictinos que se hacen cargo del santuario y de la acogida de los peregrinos.

El seis de mayo de 1923 fue coronada la Virgen de Estíbaliz, como reina y madre de todos los alaveses, en una solemne ceremonia que tuvo lugar en la Plaza de  Vitoria, abarrotada de un público venido de todos los rincones de Álava .

Ntra. Sra. de Estibaliz

 

 

Este acontecimiento se rememora anualmente en el Santuario de Estíbaliz en la llamada Fiesta de la Coronación, el primer domingo de mayo. Y el 14 de septiembre de 1941, la Virgen de Estíbaliz fue nombrada Patrona de Álava por Pío XII.

La devoción a Nuestra Señora de Estíbaliz está muy arraigada en la región, contando cada año con una importante peregrinación y fiesta local. La peregrinación, que se realiza de Vitoria hasta Estíbaliz, tiene un trayecto de once kilómetros, el cual es recorrido por una nutrida representación del pueblo, así como por las más altas autoridades forales y municipales.

 La imagen de la Virgen es del siglo XII. Ha sufrido, a lo largo de los años, diversos avatares, siendo restaurada tres veces. Remodelada por el escultor Fernández de Viana en 1897. Restaurada en el año 1984. Actualmente se puede apreciar en ella parte de su policromía original.